Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios
Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios, ¿Qué es? ¿Que lo causa? , tratamiento, signos, prevención y control, ¿Qué es un linfoma, qué es un linfosarcoma? diagnóstico, diagnóstico diferencial, vacunas, transmisión, desarrollo, pruebas de laboratorio, fases, colección de muestra
Linfosarcoma, linfoma, bovino, información, especial, para, propietarios, lo, causa, tratamiento, signos, prevención, control, linfoma, es, un, linfosarcoma, diagnóstico, diferencial, vacunas, BVL, LBv, BLv, LEB, EBL, maligno, leucosis, linfoide, leucemia, enzootico, enzootica, endémica, endémico, virus, contagio, contagiosos, animales, hembras, lecheras, células, defensa, linfocitos, tumores, bolas, sangre, ordeña, leche, lecheras, explotaciones, hato, hatos, ordeña, baja, de leche, producción, edad, tres, 3, años, pasteurización, permanente, desinfectantes, luz, ultravioleta, moscos, hematófagos, chupasangre, agujas, guantes, material, desechable, quirúrgico, material, cirugías, desinfección, linpiar, esterilizar, esterilizaci+on, manejo, ternero, calostro, linfocitosis, matanza, rastro, canal, desecho, rechazo, pérdida, canal, apetito, falta, anorexia, emaciación, pérdida, peso, adelgazamiento, timo, ganglios, parálisis, no , se, mueve, bizcos, ojos, salidos, saliendo, vaca, vacas, aborto, fase, juvenil, timica, inmunodifusión, IDA, AGID, reacción, cadena, polimerasa, pruebas, examenes, muestras, necropsia, rabia, ulceras, espondilosis, columna, tratamiento, descorne, marcaje, de, por, vida, zoonosis, humanos, hombre, persona para,aislamiento, siempre, mamas, mastitis, entradas, control, cuarentena, médula, espina, espinal, laboratorio, PCR, ELISA, cutánea, piel, timpanización, rotura, bazo, diarrea, sangre, toros, cuello, carcaza, madre, control, ropa, , operaciones, cuantos, deja, de, ordeñadoras, ganado, contagio, B, vaquillas, terneros, información especial para propietarios, transmisión, desarrollo, pruebas, laboratorio, fases, envío, colección, de, muestra
16505
page-template-default,page,page-id-16505,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios

Comparte tu experiencia

LINFOSARCOMA BOVINO PARA PROPIETARIOS

¿QUE ES UN LINFOSARCOMA?

El término “linfo” se refiere a todo lo que tenga que ver con el sistema linfático, el sistema linfático es parte del sistema circulatorio formado por  conductos parecidos a los vasos sanguíneos que en lugar de llevar sangre en ellos, llevan linfa.

La linfa es un líquido proveniente de la sangre que contiene solo las células blancas de defensa de la sangre, es decir, no lleva glóbulos rojos, por lo que es casi incoloro, una de las funciones de este sistema es la de defensa contra elementos dañinos como los microorganismos.

La palabra sarcoma se refiere a la formación anormal de tejido sin alguna función en un organismo, este tejido está formado por células que por alguna razón empiezan a crecer sin control e invaden otros tejidos haciendo que sus células se hagan malignas, es decir, que también empiecen a crecer sin control e invadan a otros tejidos.

Por lo tanto, un linfosarcoma es el crecimiento anormal de las células del tejido linfático.

    ¿QUE ES EL LINFOSARCOMA BOVINO?

Los bovinos pueden presentar linfosarcomas de origen desconocido, es decir, espontáneos.

También pueden contagiarse con el virus del linfosarcoma bovino que es del que nos ocupamos en este artículo.

El linfosarcoma bovino (BLv, LBv, LEB, EBL) es también llamado leucosis bovina, leucosis linfoide bovina, leucemia bovina, linfoma maligno, leucosis bovina enzoótica, leucosis endémica y linfoma maligno de los bovinos.

Esta enfermedad es de larga duración y es causada por un virus muy contagioso.

Es más frecuente en animales adultos, en hembras y en el ganado lechero aunque afecta a todas las edades, no tiene preferencia de raza.

Se caracteriza por invadir las células de defensa de las cuales hay varios tipos, esta enfermada ataca dos o tres tipos de estas células especialmente las llamadas linfocitos B haciendo que estos se reproduzcan en mayor cantidad de la necesaria, también invade otros órganos formando tumores malignos en ellos. Los animales casi siempre mueren.

Una vez que un animal se ha contagiado, sufrirá esta enfermedad de por vida.

Es una de las causas principales pérdida de canales  en los mataderos, sacrificio anticipado y rechazos de sementales, embriones, semen y exportaciones.

En muchos países esta enfermedad es de reporte obligatorio.

Muchos animales presentan bajas en la producción  lechera por lo que es un motivo de pérdidas económicas severas.

Ya que este virus ataca las células de defensa, los animales quedan expuestos a otras infecciones y tardarán mucho más tiempo en recuperarse de cualquier otro mal si es que no mueren.

El virus puede infectar a la mayor parte del hato y la mortalidad es muy alta pero la mayoría de los animales infectados no presentan signos, parecen sanos, a pesar de estar infectados.

Solo el 5- 10 % de los infectados presentan tumores y 30% tienen exceso de linfocitos b en su linfa y sangre, estos animales transmiten el virus durante toda su vida.

Rara vez se presenta en animales menores de 3 años.

Se ha detectado en búfalos de agua.

Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios Consulta vaterinaria on line Freestocks

CAUSA

Esta enfermedad es de larga duración y es causada por un virus que provoca tumores y aumento de linfocitos llamado linfocitosis, como esta linfocitosis es de por vida, toma el nombre de linfocitosis permanente.

El virus muere con la pasteurización, el calor, luz ultravioleta y a la congelación. Sobrevive menos de 5 horas en el ambiente.

TRANSMISION

Se transmite por contacto de un animal infectado con uno sano, sobre todo por contacto con la sangre de ese animal, a veces se da por piquetes de moscos u otros insectos chupasangre.

La causa más frecuente parece ser el uso de agujas y material quirúrgico y de marcaje sin esterilizar ya que frecuentemente son usados en varios animales sin desinfectarlos y esterilizarlos entre cada uno por “ahorrar” tiempo y dinero. De estas formas, se expande lentamente en el hato.

Debido a las características del manejo lechero, este ganado es más susceptible a la infección. Los descornes, palpaciones rectales, vacunaciones, tatuajes, e inyecciones donde no se usa material desechable o exclusivo para cada animal son excelentes medios de contagio.

Algunos estudios señalan que las máquinas ordeñadoras podrían jugar un papel en la transmisión del virus si no se hace el manejo y mantenimiento necesario.

También se transmite de la madre al ternero  y también a través  de la leche y calostro, sin embargo es discutido el separar al ternero de la madre, porque algunos autores consideran que el calostro aporta defensas que justifican su aporte.

También se puede transmitir a través de sangre, semen, embriones, secreciones nasales, saliva, excremento y orina sobre todo si están contaminados con sangre.

De hato a hato se transmite por introducción de animales infectados.

No se tiene evidencia de la existencia de animales de otra especie que guarden el virus para luego contagiarlo a los bovinos.

Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios Consulta vaterinaria on line Pixabay Sesafa

SIGNOS CLINICOS

Algunos animales no desarrollan tumores ni linfocitosis persistente aunque su sangre presenta células de defensa contra el virus, lo que significa que el organismo ha reaccionado a la presencia de este en el organismo, estos animales tienen el virus, pero no presentan signos, así pueden estar por muchos años.

Algunos animales (un 30% de los infectados) solo presentan linfocitosis persistente.

Algunos casos solo son detectados hasta el tiempo de la matanza.

En la presentación tumoral, los signos clínicos varían, por lo general comienzan con crecimiento de los ganglios y es muy probable que los signos se presenten después de los 3 años.

También pueden desarrollarse tumores en otros órganos.

En la fase de linfocitosis persistente, y de tumores, los signos suelen ser  de por vida y pueden incluir:

Falta de apetito

Anemia

Adelgazamiento exagerado

Agrandamiento del timo

Crecimiento de los ganglios: esto es especialmente evidente en los ganglios del cuello o el pecho, costillas, ijares y babilla. Si los ganglios afectados son internos, se dan signos dependiendo del lugar en donde se encuentren, los órganos más afectados son: los que rodean al ojo, corazón, médula espinal, matriz y abomaso.

Postración por parálisis de las patas traseras

Cansancio crónico

Baja en la producción de leche

Ojos saltones

Ojos bizcos  (uno o dos ojos)

Diarrea que no se cura con antibióticos u obstrucción intestinal

Excrementos con sangre por úlceras abomasales

Timpanismo constante

Problemas del corazón

Líquido dentro del tórax

Problemas renales

Acumulación de líquido bajo la piel

Aborto

Dolor abdominal

Rotura del bazo y muerte súbita.

Falla hepática

Dependiendo de dónde se dé el tumor, se desarrollarán los signos.

Si el tumor involucra sistema nervioso central: distintos tipos de parálisis, en uno o varios miembros, cara, cuello (inclinación de cabeza), dificultad para tragar los alimentos.

Si el tumor invade sistema digestivo: timpanización, indigestión, ganglios abdominales agrandados, sangre en heces, hinchazón del recto.

El linfosarcoma esporádico u ocasional tiene tres formas principales.

FASE JUVENIL

Esta fase se presenta comúnmente en terneros de  hasta seis meses pero algunos animales muy jóvenes o incluso no nacidos, pueden presentar agrandamiento de los ganglios y linfocitosis de un momento a otro y a veces tumores en varios órganos. Pueden presentar timpanismo, fiebre, pérdida de peso, anemia, dificultades para respirar, aceleración del corazón, parálisis en miembros posteriores, en la mayoría de los casos los animales mueren.

FASE TIMICA

En animales de más de un año y hasta los 3 años, pueden presentarse tumores por todos lados y es frecuente encontrarlos en el timo, los signos dependen del tamaño del tumor, el primer signo es la fiebre acompañada de un agrandamiento o hinchazón en el cuello con líquido,  junto con distensión de la vena yugular, se pueden desarrollar otros signos como timpanismo.

FASE CUTANEA

Ocurre en animales mayores de tres años,  adultos ya sea por que desarrollan la enfermedad o porque han desarrollado la misma desde la fase cutánea, se presentan tumores en cualquier parte del organismo, pero el signo más notorio son las lesiones semicirculares de 1 a 7 cm en la piel. Estos animales pueden sobrevivir esta fase pero es frecuente que recaigan.

Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios Consulta vaterinaria on line Pixabay Creisi

¿COMO SE DESARROLLA?

Esta enfermedad se desarrolla en tres fases:

Una vez que el virus alcanza la célula, se queda por siempre sin manifestarse o puede provocar un tumor. Menos del 5% de los animales que tienen el virus tumores alrededor de los 2 años.

El periodo que va desde que se contagian hasta que se presentan los signos es muy variable, va desde 2 a 5 años, y afecta a animales principalmente adultos a partir de los 2 o 3 años. Esto quiere decir, que desde el momento en que un animal infecta a una población, a que se manifiestan los primeros problemas, pudieron haber pasado ya 5 años en que la mayoría del hato pudiera haberse infectado y puede  llevar más de una década antes de que los signos se manifiesten evidentemente.

Fase de infección.

Los animales infectados pueden permanecer unos 5 años con infección sin síntomas pero contagiando a otros animales,

Fase de linfocitosis persistente.

De los animales infectados, 50 a 70% genera linfocitos en cantidades excesivas después de unos meses o unos años, durante todo este tiempo estarán contagiando a otros animales del hato durante muchos años.

Fase de linfoma.

Un 10% de los animales infectados, desarrollará tumores y morirá. La presentación clásica  de esta fase es la del desarrollo de tumores en ganglios linfáticos, casi nunca se ven en animales menores de 3 años ya que se requieren varios años para que esta fase se desarrolle.

La mayoría de los animales que desarrollan tumores, mueren después de menos de un año de los primeros signos.

DIAGNOSTICO

El linfosarcoma bovino es muy fácil de diagnosticar basado en el examen clínico cuidadoso.

Para la confirmación del diagnóstico y para detectar linfosarcoma sub clínico y linfocitosis persistente, se requieren análisis de laboratorio.

EXAMENES DE LABORATORIO

Inmunodifusión (IDA o AGID): Se requieren animales infectados con un mínimo de  7 semanas. No se debe hacer en terneros menores de 7 meses. El resultado tarda unos 2 días, es mundialmente aceptada.

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR): Se usa en recién nacidos y lactantes, no se hace a nivel hato ya que es  costosa.

ELISA: Se hace en la leche o suero y se usa para confirmar ganado sin el virus. Tampoco se puede usar en menores de 7 meses. El resultado tarda 1 día. Es la más usada.

Seroneutralización (SN)

Radioinmunoensayo (RIA)

Bendixen Göetze: Se hace por conteo de células blancas en sangre, se debe hacer mensual tres veces, si las tres veces se detecta un aumento en el conteo de linfocitos, el animal se considera positivo.

Hemograma: La principal característica es el aumento de los linfocitos, si la prueba se hace tres veces con separación de un mes y el resultado es igual, hasta este momento, el animal no puede ser diagnosticado como positivo, será diagnosticado con linfocitosis persistente.

Histopatología o citología: Se usa para diagnosticar linfosarcoma a partir de aspirados de tejidos tumorales.

COLECCIÓN Y ENVIO DE MUESTRAS

Se pueden enviar muestras de suero, leche, tumores o trozos de tejido tumoral.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

Debido a la gran variedad de signos clínicos, el número de diagnósticos diferenciales es muy grande entre ellos:

Ulceras

Rabia

Espondilosis

TRATAMIENTO

No hay tratamiento contra este virus.

Es usual administrar  antiinflamatorios corticosteroides para ayudar a desinflamar los tejidos y como adyuvantes del dolor.

Linfosarcoma bovino, información especial para propietarios Consulta vaterinaria on line Pixabay Etouale

PREVENCION Y CONTROL

En muchos países existen programas ya elaborados para la prevención y control de LEB, incluso existen intentos de erradicación que implican le desaparición regional del virus.

Algunos países europeos han logrado ya la erradicación de la enfermedad lo que lleva varias décadas de intensas medidas sanitarias y de control.

La prevención se enfoca en tener un sistema estricto de control de entradas exclusivamente de animales libres del virus, por lo tanto, está basado en la detección de anticuerpos en sangre.

Se hacen pruebas IDA a todo el hato y a cualquier elemento nuevo que pase de los 7 meses.

Si es rentable, repetir las pruebas cada tres meses o como mínimo, cada medio año.

Establecer un sistema de cuarentena que incluya pruebas de laboratorio, el tiempo de cuarentena se calcula en tres meses, después de los que se recomienda repetir las pruebas.

Utilizar jeringas y guantes de palpación desechables solo una vez por cada animal y esterilizar el material de marcaje y cirugía.

Hacer el mejor control de insectos y parásitos posible con mallas, repelentes, etc.

Todo animal con el virus será un potencial transmisor de por vida. De ser posible, sacrificar a los animales positivos, si la cantidad de afectados es tan grande que resulta económicamente imposible el sacrificio (mayor al 10% de la población productora), se pueden manejar corrales separados, ordeñando los animales positivos al final.

Está discutido si los terneros nacidos de vacas infectadas podrían estar infectados y si  es recomendable aislarlos apenas nacen y evitar que mamen de la madre ya que se calcula la transmisión  de madre a hijo es menor al 10% y la transmisión por calostro parece ser un riesgo justificado por la ventaja de que el ternero reciba las defensas necesarias, la dificultad está en saber el tiempo exacto en que el intestino del ternero todavía capta las defensas de la madre ya que, una vez que las defensas dejan de ser absorbidas por el intestino, es muy probable que se infecte con el virus.

Sin embargo nunca se deberá permitir que el ternero mame leche con sangre, la leche y calostro pueden pasteurizarse antes de darla al ternero.

Siempre es conveniente separar terneros de adultos.

Para ser declarado establecimiento libre de este virus, en algunos países,  todos los animales deberán ser negativos en dos años consecutivos y se debe hacer un control anual y controlar las entradas de nuevos animales.

VACUNAS

No existen vacunas contra el virus del LEB.

PRONOSTICO

Los animales que desarrollan la forma maligna tumoral  (linfomas) morirán en cuestión de meses.

ZOONOSIS

No es transmisible al hombre y no se ha demostrado su influencia en el cáncer humano.

Nota: este artículo y las imágenes son originales y propiedad de ConsultaVeterinariaonline.com y protegido por un Copyright, © ante la OMPI e IMPI e internacional, el sistema capta el uso de la meta en otros sitios, por favor no copie y pegue este artículo ya que le haría merecedor de una sanción económica que puede llegar a los 1500 €

Consulta veterinaria on line Copyscape

El personal y personas involucradas en cualquier  actividad relacionada con esta página web, no aceptan ninguna responsabilidad derivada de el uso del contenido de esta página.

SI NUESTRO TRABAJO TE AYUDO, POR FAVOR COMPARTE Y NOS HARÁS FELICES, GRACIAS POR ADELANTADO

Comparte tu experiencia

A %d blogueros les gusta esto: