Diabetes en perros y gatos, información para dueños agobiados
Diabetes en perros y gatos, información para dueños agobiados, qué es, qué la causa, prevención,diagnóstico, pronóstico y tratamiento
Dios, Virgen, diabetes, mellitus, perros, gatos, insulina, glucosa, cetoacidosis, tratamiento, pronóstico, signos, clínicos, cataratas, aliento, manzanas, podridas, frutal, frutas, vomito, letargia, carbohidratos, azúcar, azúcares, sangre, sanguínea, diagnóstico, que, es, complicaciones, jeringas, inyecciones, lancetas, tiras, orina, glucemia, hiperglucemia, oliguria, polidipsia, mucha, sed, polifagia, hambre, orina, mucho, poliuria, hipoglucemia, cuerpos cetónicos, cetonas, laboratorio, análisis, pruebas, reactivas, como, hago, se, hace, enfermedad, metabolismo, metabólica, medicina, medicinas, endocrinología, endócrino, hormona, hormonas, glucagón, páncreas, dueño, propietario, padre, madre, responsable, cuidados, islotes, beta, pancreatitis, veterinario, hospital, tratamiento, doctor, clínica, cuidados, información
16308
page-template-default,page,page-id-16308,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Diabetes en perros y gatos, información para dueños agobiados

Comparte tu experiencia

DIABETES EN PERROS Y GATOS, INFORMACIÓN PARA DUEÑOS AGOBIADOS

Hola, en este artículo, trataremos una de las enfermedades más comunes en perros y gatos, la Diabetes mellitus.

La mayoría de las personas se preocupan mucho cuando su mascota obtiene el diagnóstico de diabetes mellitus, para tranquilizar a esos dueños agobiados, he escrito este artículo, espero que ayude a la toma de decisiones y a ampliar el conocimiento acerca de esta enfermedad en perros y gatos.

Antes de empezar con la diabetes mellitus, quiero mencionar que existe otro tipo de diabetes, llamada insípida  que trataremos en otra ocasión.

¿DATOS UTILES ACERCA DE LA DIABETES MELLITUS?

La diabetes mellitus es una de las 10 enfermedades más comunes en los perros y una enfermedad muy rara en gatos.

El pronóstico es bueno, si se detecta a tiempo, y se da un buen tratamiento.

Es una enfermedad crónica, es decir, que no se curará en un corto tiempo.

En la mayoría de los casos, se presenta repentinamente.

No hay modo de prevenirla si el animal es genéticamente susceptible.

Debemos evitar dar medicamentos sin consultar al veterinario ya que se puede provocar daño al páncreas.

No es zoonótica (no se transmite al hombre)

¿Qué es la diabetes mellitus?

Es una enfermedad metabólica, es decir, que interfiere con el proceso de metabolismo.

El metabolismo, es el conjunto de mecanismos y sistemas que un organismo utiliza para obtener y utilizar energía, a partir de los elementos externos como los nutrientes, y a partir de elementos internos producidos por el organismo, como las hormonas y enzimas.

La Diabetes mellitus, interfiere con el metabolismo de los carbohidratos, debido a la deficiencia total o parcial de insulina.

Si esto no te ha aclarado nada, en seguida te explico.

La diabetes mellitus explicada paso a paso

Empezaré desde el momento en que estás tratando de equilibrarte, con el plato de comida en la mano, mientras tu peludo brinca emocionado porque por fin llegó la hora de la comida.

Todo comienza cuando el animalito come, una vez que el alimento es semi masticado, pasa al estómago y al intestino donde se digiere y se divide en microscópicos trocitos (moléculas de nutrientes), que son llevados por la sangre hasta las células, en donde se absorben para obtener la tan buscada energía.

Los nutrientes se dividen en grandes grupos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales y los carbohidratos.

Estos últimos, los carbohidratos, son la primera fuente de energía que elige el organismo para funcionar.

Para que los carbohidratos sean absorbidos por las células, necesitan dividirse hasta su componente más sencillo que es la glucosa, (algunos le llaman azúcar, porque la glucosa, es uno de los dos componentes del azúcar).

Aquí entra la insulina

Cada célula, es una maravilla de la naturaleza, está rodeada por una membrana que es maravillosa, ya que es la encargada de dejar pasar solo las sustancias correctas al interior de la célula.

Para que la glucosa entre en las células, se necesita que una hormona especializada actúe en ellas, esta hormona es la insulina, que se produce en zonas especializadas del páncreas (células beta de los islotes pancreáticos).

Cuando los niveles de glucosa en sangre aumentan, los mecanismos de control del cuerpo, activan la secreción de insulina desde el páncreas, haciendo que la glucosa sea absorbida por las células en mayor grado, para usarse como energía o almacenarse como glucógeno.

En animales sanos, el exceso de glucosa, se almacena en el hígado.

Cuando los niveles de glucosa en sangre bajan, el páncreas vuelve a jugar un papel determinante, ya que tiene otro grupo de células llamadas células alfa, que producen otra hormona llamada glucagón, el glucagón, libera la glucosa almacenada en el hígado, nivelando los niveles de glucosa en sangre. 

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

¿En dónde empiezan los problemas?

Los problemas empiezan cuando el páncreas no produce insulina, o la produce en menor cantidad a la necesaria, debido a la destrucción de las células beta del páncreas, que son las que producen insulina para “meter” glucosa a las células.

Si no existe insulina para introducir toda la glucosa proveniente de la dieta a las células, se produce la diabetes mellitus tipo 1.

Este tipo 1 de diabetes, se presenta más en individuos jóvenes y lo hace de forma repentina.

Este tipo de  diabetes es llamada también, diabetes juvenil o insulinodependiente, ya que se presenta generalmente en jóvenes y estos animales dependen de la insulina externa para sobrevivir.

La causa de la diabetes mellitus, todavía no se conoce, solo se sabe que las células son destruidas por una reacción autoinmune, es decir, una reacción en donde las células del páncreas son atacadas por las células de defensa del mismo organismo.

OTRO TIPO DE DIABETES MELLITUS

Existe otro caso cuando, el páncreas produce una cantidad insuficiente de insulina, o produce una cantidad suficiente, pero el organismo no responde a su acción, las células no la utilizan, es decir, son resistentes a la acción de la insulina, también se presenta cuando el hígado produce glucosa en exceso.

Este tipo de diabetes, es más común en gatos adultos y en humanos. Se llama diabetes mellitus tipo II.

En esta enfermedad, la deficiencia de insulina no es repentina como en el tipo 1, sino que es paulatina, ya que las células del páncreas siguen produciendo insulina es cierta cantidad, por lo que, generalmente, se detecta cuando la enfermedad está avanzada.

Debido a que el organismo sigue produciendo insulina, aunque sea en pocas cantidades, el animal, no se necesita de una dosis diaria de insulina, aunque se puede usar dependiendo de cada caso.

¿QUE SUCEDE POR LA FALTA DE INSULINA?

En ambos tipos, (si no se detecta y controla) como la insulina no está “metiendo” glucosa a las células, la glucosa se acumula en la sangre, una vez que sobrepasa los niveles normales, se convierte en dañina o tóxica provocando los síntomas abajo descritos, hasta llegar a la muerte.

Es por eso que las pruebas de laboratorio buscan los niveles aumentados de glucosa en sangre, cuando la glucosa es excesiva, los riñones pierden la capacidad de reabsorberla es por eso que hay presencia de glucosa en orina, y también es por eso se hace un análisis de orina buscando la presencia de glucosa en ella.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

¿CUANDO APARECE LA DIABETES?

Por lo general, aparece espontáneamente en perros desde que son cachorros hasta la vejez, pero es más frecuente en perros de mediana edad (entre los 7 y 9 años) y es más común en las hembras que en los machos.

En los gatos es común encontrar diabetes tipo II, sobre todo en gatos maduros (entre 5 y 8 años) y con obesidad. Es más frecuente en machos

SIGNOS CLÁSICOS:

Los signos se hacen presentes una vez que los niveles de glucosa en sangre han afectado a los riñones y hay presencia de glucosa en orina.

Estos son los signos más característicos.

Las tres “P”:

Excesivo consumo de agua o líquidos (polidipsia)

Orinar excesivo (poliuria) 

Hambre excesiva (polifagia)

A pesar de comer y beber mucho, tiene:

Pérdida de peso

En gatos existe pérdida de masa en el lomo

En gatos es común ver ictericia (color amarillo en las encías y parte interior de los párpados)

Vómitos

Deshidratación

Letargia (cansancio o somnolencia excesiva o baja en la actividad)

Cataratas bilaterales en perros, si no se controla a tiempo, en gatos, no se desarrollan cataratas en la diabetes mellitus.

La diabetes mellitus disminuye la resistencia a las infecciones, por los que los perros y gatos afectados, sufren infecciones recurrentes debidas a bacterias y hongos.

En gatos es común encontrar crecimiento del hígado por acumulación de lípidos (grasa).

Algunos gatos, debido al daño cerebral, presentan posición de plantígrado, es decir, que pisan con toda la parte trasera de las patas incluyendo los corvejones, estos se notan llenos de arena.

Dolor abdominal

Respiración rápida y profunda 

Aliento dulce o afrutado o a manzanas podridas o a acetona.

CAUSAS:

Hasta ahora no se conoce la causa de la diabetes mellitus tipo I ni tipo II, solo se sabe de los factores predisponentes.

Se sabe que, en muchos casos, existe una  destrucción inmunomediada, de las células beta de los islotes pancreáticos, es decir que las células de defensa del mismo organismo, atacan a los islotes del páncreas.

Existe predisposición genética en algunas razas de perros, las razas con predisposición son:

Caniches miniatura

Teckels (salchicha)

Schnauzers

Golden retrievers

Keeshounds

Cairn terriers

Beagles

Puli

Cairn terrier

Doberman pinscher

En gatos afecta más a machos que a hembras y no tiene predilección de raza.

En algunos casos, puede ser una de las consecuencias de otra enfermedad llamada síndrome de Cushing, también puede provocarse si se administran al perro o gato cierto tipo de antiinflamatorios y sustancias para evitar el celo, sin consultar a un veterinario.

Leucemia viral felina, información especial para veterinarios Consulta veterinaria on line Vilmos Vagyoczki

¿Existen otros factores predisponentes?

Si, otro factor predisponente, es la obesidad, sobre todo en gatos.

¿La diabetes siempre es de por vida?

No en todos los casos, por ejemplo, en perras no castradas, puede haber una diabetes pasajera durante el celo o la preñez, que se resuelve una vez que estos han pasado.

Algunos animales tienen una diabetes ligera que no da signos clínicos, solo se hace evidente después de un estrés muy fuerte o una infección grave.

¿Mi mascota tiene pancreatitis, esto quiere decir que tiene diabetes?

El que un perro o gato padezca pancreatitis, no quiere decir necesariamente, que vaya a desarrollar diabetes mellitus, solo cuando padece pancreatitis no tratada o de forma repetida, es que puede presentarse el cuadro diabético.

La destrucción de células pancreáticas por infección viral, no ha sido comprobada en perros ni gatos.

Hasta ahora, no se asocia el estrés como causa de diabetes mellitus, pero si puede incrementar los signos clínicos.

ESPERANZA DE VIDA

Una vez destruidos los islotes pancreáticos, el organismo no los regenera, por lo que el animal debe recibir tratamiento de por vida.

Un animal diabético, al que se le han detectado los signos tempranamente, y ha sido bien controlado, puede vivir tanto como uno que no tiene diabetes, a menos que se presenten complicaciones como cáncer, deficiencias renales o hepáticas.

Para aquellos a quienes se les detectó este mal en estado avanzado, o que no son controlados correctamente, la esperanza de vida es corta.

¿COMO VIVIRA MI MASCOTA CON LA DIABETES?

Una mascota a la que se le ha detectado diabetes mellitus a tiempo, y ha sido controlada apropiadamente, tendrá una vida normal y alegre, justo como la de otras mascotas sanas, usted deberá seguir llevando a su mascota a vacunar anualmente, desparasitarla con frecuencia y hacer una vida plena y normal.

Al principio, las visitas al veterinario para el control de la diabetes mellitus, serán cada 1 a 4 meses, poco a poco, se espaciarán, conforme se logre controlar los niveles de glucosa en sangre y se estabilice la dosis de insulina.

Una vez estabilizada la dosis, usted deberá llevar a su mascota a sus revisiones anuales (tal vez cada 6 meses) para vacunación y desparasitación y puede aprovechar para hacer el control anual de los niveles de glucosa en sangre.

Algunos animales (sobre todo gatos) presentan una cura repentina, pero son casos raros.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

¿QUE PRECAUCIONES DEBO TOMAR?

Si usted va a dejar a su mascota en una pensión, deberá asegurarse de avisar al encargado, acerca de la condición y requerimientos particulares de su amigo peludo.

Debe asegurarse de que la persona a su cargo, tenga experiencia previa o una buena capacitación en el manejo de perros y gatos diabéticos, en cuanto a administración de inyecciones, horarios y tipo de alimentación y no dar alimentos extras.

La mejor solución sería encontrar un veterinario que tenga servicio de pensión (si el veterinario de cabecera no lo tiene)

¿QUE HACER SI  USTED NECESITA O QUIERE VIAJAR CON SU MASCOTA DIABETICA?

Si el usted viaja con su mascota, debe asegurarse de llevar sus jeringas, insulina y hielera, o de llevar suficientes recetas para comprar todo al lugar donde va.

Es buena pedir al veterinario, una carta explicando la condición de su mascota y el porqué de los viales y jeringas (en estos tiempos de seguridad extrema en los transportes, hay que tomar precauciones)

OTROS CONSEJOS UTILES

Asegúrese de que la placa de identificación y el collar de la mascota tengan escrito que es diabético y requiere insulina y los datos de recuperación.

Avise a sus amigos, familiares y trabajadores, especialmente a los niños, que tengan contacto con su mascota, que no deben darle premios ni probaditas de la mesa, ya que podría ser peligroso.

Compre el vial de insulina antes de que el anterior termine, así, si tiene algún problema de abasto, tendrá unos días de gracia para solucionarlo sin poner en peligro la vida de su mascota.

Si no consigue la dosis a tiempo, llame inmediatamente a su veterinario, ya que muchos guardamos insulina en los refrigeradores de nuestras clínicas, en casos de emergencia.

Debe hacer una buena planeación de su presupuesto ya que tendrá gastos extras de insulina y alimento especial.

Es muy buena idea conservar junto al refrigerador, un contenedor, un cajón o un lugar designado para las cosas que necesita su perro o gato, ahí estarán las jeringas, (los frascos de insulina por lo general se conservan en refrigeración) las lancetas, las tiras de pruebas, el depósito de punzocortantes, un poco de miel o mermelada para emergencias de hipoglucemia y  los datos de su clínica, con el teléfono de  emergencia.

¿QUE SUCEDE SI MI MASCOTA DIABETICA NECESITA UNA CIRUGIA?

Un veterinario calificado, sabe perfectamente cómo manejar este, y muchos otros casos en que podrían presentarse complicaciones quirúrgicas, su mascota podrá ser operada sin complicaciones mayores.

Es probable que el médico recomiende que su mascota sea ingresada al hospital un día antes de la cirugía, para controlar el periodo preoperatorio con mayor seguridad.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line Vilmos Heim

DIAGNOSTICO

Para hacer el diagnóstico se requiere un análisis de química sanguínea, que analiza los componentes químicos de la sangre.

También se hace un examen de orina en ayunas.

Su veterinario, le pedirá que lleve a su perro o gato en ayunas al consultorio para extraerle sangre, y obtener una muestra de orina.

Una vez extraída la sangre, el veterinario dejará que ésta se coagule y separará el coágulo del suero que queda, es con este suero que se puede medir el nivel de glucosa en sangre, ya sea en el consultorio o en un laboratorio.

Con la muestra de orina, el veterinario mojará una tira reactiva que cambiará de color en caso de que exista glucosa en la orina.

¿PORQUE NO DEBE MENTIR A SU VETERINARIO?

Es muy importante que su perro o gato esté en ayunas para el momento de la toma de la muestra, ya que se debe determinar si la glucosa en la sangre es debida a la falta de insulina.

Algunos propietarios consideran cruel dejar a su mascota sin comer toda la noche, entonces, le dan un poco de alimento a su pequeño peludo en la noche, pensando que no modificará la prueba al siguiente día.

Algunos propietarios, simplemente no se toman la molestia de vigilar que el animalito no “robe” comida, pensando que un poco de alimento no afectará los resultados.

Si usted hace esto, estará en realidad perjudicando a su mascota, porque incluso una pequeña cantidad de alimento, aumentará el nivel de glucosa en sangre, si usted trata de engañar al veterinario, y se presenta una mañana al examen diciendo que su mascota está en ayunas desde la noche anterior, el veterinario hará el examen de laboratorio y encontrará niveles de glucosa aumentados (tal vez no mucho) por lo que le recomendará repetir la prueba o (si los niveles están muy altos) sospechará de diabetes.

Para evitar esto, muchos veterinarios prefieren internar al paciente desde la noche anterior o hacer pruebas repetidas.

Para que el diagnóstico sea completo, es necesario encontrar presencia de glucosa en orina junto con la presencia de glucosa en sangre.

En los animales sanos, no hay presencia de glucosa en orina.

Le sugiero cooperar y seguir las instrucciones de su médico al pie de la letra, después de todo, los veterinarios dedicamos nuestra vida a curar a los animales, no a hacerles sufrir.

¿Y LOS GATOS?

En los gatos, medir el nivel de glucosa en orina es importante, ya que existe un aumento de glucosa en sangre por estrés.

Hasta ahora no he sabido de un solo gato al que no le estrese visitar al veterinario, y que le piquen la vena, así que probablemente, se necesitará más de una prueba para estar seguros.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line Torsten Dettlaff

TRATAMIENTO:

Si su mascota está alerta, sin vómito, come y bebe y no se ha deshidratado, es probable que el veterinario permita que vaya a casa y sea tratado como ambulatorio.

De lo contrario, será mejor que permanezca en el hospital.

El propósito del tratamiento es mantener los niveles de glucosa lo más cercano a lo normal (100mg/dl)

Dependerá en mucho del propietario, el que el animalito tenga un buen tratamiento, ya que este será de por vida (existen avances importantes que podrían llevar a la curación de la enfermedad, pero todavía no están en el mercado) el tratamiento, implica mucho más que administrar medicamentos.

No espere que el veterinario resuelva el caso con su varita mágica, y recete una dosis exacta de insulina, y que con esto, los problemas estén solucionados.

Para estabilizar a su mascota, el veterinario, hará el cálculo de la dosis de insulina por peso, pero, como la medicina no es ciencia exacta, llevará unas cuantas semanas saber cuál es la dosis exacta para su mascota en específico ya que la dosis depende de cuántas células pancreáticas beta quedan funcionales, esto es muy difícil de determinar, así que la dosis se calcula en base a la respuesta al tratamiento que tiene cada individuo.

¿COMO SE HACE EL AJUSTE DE LA DOSIS DE INSULINA?

Una vez que se ha calculado la dosis de insulina por peso, el perro o gato, regresará a casa, en donde usted deberá estar atento a la presentación del regreso de los  signos clínicos, como exceso de sed, hambre exagerada, producción exagerada de orina, apatía y vómitos, para reportarlos inmediatamente al veterinario.

Una vez pasados 5 a 7 días, los niveles de glucosa en sangre y orina deberán ser analizados nuevamente en el veterinario, a fin de saber si la dosis debe ser ajustada.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

Usted aprenderá a medir los niveles de glucosa en orina, se debe medir la glicemia (glucosa en orina), por lo menos una vez al día, antes de administrar insulina.

Después de administrar la insulina, los niveles deben ser de menos de 80 mg/dl en perros y gatos si se mide con tiras reactivas.

CONTROL DE LA DIETA:

La insulina “meterá” la glucosa a las células por lo que es importante alimentar a su mascota una media hora antes de que administre la insulina.

En gatos, se recomienda el uso de comida enlatada especial o de alta calidad, cuidando que contenga un alto contenido de proteínas y bajo contenido de carbohidratos.

Se prefieren las dietas especiales o con carbohidratos complejos (provenientes de granos enteros y hortalizas) y altas en fibras, ya que las fibras disminuyen la absorción de glucosa.

Existen en el mercado varias marcas de alimento especial para perros y gatos diabéticos con excelentes resultados.

¿QUE SUCEDE SI MI PERRO O GATO ES OBESO?

Es necesario consultar con el veterinario acerca del tipo de dieta, en caso de que el animal esté arriba su peso normal, ya que las dietas especiales, que se usan en animales obesos sin diabetes, podrían empeorar la diabetes mellitus.

Si este es el caso, prefiera una dieta alta en fibras y en carbohidratos complejos hasta alcanzar un peso ideal y poder cambiar a la dieta alta en fibras.

Es muy importante, cuidar que la pérdida de peso debida a la dieta se dé paulatinamente en un periodo de 6 meses.

Medir el consumo calórico de su mascota, es inútil, ya que, si bien se sabe que el rango normal en adultos es de 60 a 95 kcal por kilo, dependiendo del tamaño de cada mascota (aumenta en animales pequeños y disminuye en tallas grandes), este valor ha demostrado tener variaciones de más del 40% dependiendo del animal, por lo que el ajuste calórico de la dieta debe hacerse individualmente.

Es conveniente dividir la dosis diaria de alimento de su perro en 2 o 3 partes para alimentarlo 2 o 3 veces al día.

El objetivo es evitar fluctuaciones mayores en los niveles de glucosa en sangre, controlando el contenido calórico y los horarios de alimentación.

Se debe cuidar que la cantidad y contenido de la dieta sea el mismo todos los días. Le recomiendo este enlace que explica ampliamente este tema: Lo que debes saber acerca de la insulina

¿QUE SON LOS HIPOGLICEMICOS?

Parte de los medicamentos usados en humanos con diabetes, son los llamados hipoglicémicos (fármacos que ayudan a bajar los niveles de glucosa sanguínea)

Los hipoglucemiantes o hipoglicémicos en perros, solo se deben administrar cuando se tiene evidencia de que existen, al menos, algunas células beta funcionales en el páncreas. 

Es por eso que no es común administrarlos a perros, ya que normalmente, la causa de la Diabetes mellitus es la destrucción de los islotes pancreáticos.

En gatos en cambio, es frecuente el uso de hipoglucemiantes.

Diabetes en perros y gatos, información para dueños agobiados Consulta veterinaria on line pixabay Myriams

ADEMÁS DEL TRATAMIENTO, EXISTEN ACCIONES INMEDIATAS DEPENDIENDO DE CADA PACIENTE, POR EJEMPLO:

Esterilización de los animales completos.

Reducción de peso si existe obesidad.

Si su mascota por el contrario, ha perdido mucho peso, no reduzca la cantidad de calorías, es mejor una dieta rica en carbohidratos complejos, alta en fibra y baja en grasas.

Obviamente evitar a toda costa alimentos ricos en azúcares.

Realizar caminatas de media hora mínimo por día sin que se llegue al agotamiento.

Una vez que se establece la dosis de mantenimiento de insulina y el metabolismo del animalito es estable, se debe hacer un control diario de los niveles de glucosa en orina y reportar cualquier alteración al veterinario y hacer un análisis de sangre de control cada 4 a 6 meses dependiendo de la condición del paciente.

¿QUE SE HACE UNA VEZ QUE LA MASCOTA ES DADA DE ALTA?

Es muy buena idea que usted se informe acerca de los conocimientos básicos acerca de la diabetes mellitus y su tratamiento, también del manejo de la insulina y las inyecciones.

Es muy importante que se familiarice con los aspectos básicos acerca de la dieta y el ejercicio que necesita su mascota.

Deberá capacitarse acerca de la toma de muestras para la medición diaria de glucosa en orina y/o sangre y en el manejo e interpretación de las tiras reactivas.

Deberá llevar registro de las mediciones de glucosa en sangre y orina.

Programar revisiones semanales con el veterinario durante unas tres semanas posteriores al inicio de la administración de insulina y después, cada 4 a 6 meses o cada año, dependiendo de la condición de su mascota.

Cada año, es imprescindible, realizar un examen clínico completo y análisis de laboratorio que incluyan: recuento de leucocitos, urea, creatinina, transaminasas, y análisis de orina.

¿QUE SUCEDE SI NO HAY MEJORA?

En caso de que los niveles de glucosa en sangre no disminuyan al rango ideal, pueden estar pasando varias cosas:

La insulina no se está aplicando apropiadamente:

Se debe revisar el modo de aplicación y asesorarse con su veterinario, acerca del modo apropiado de aplicar la inyección.

El tipo de insulina no es el indicado

Revisar el frasco de insulina, y cerciorarse de que se trata de tipo recetado, revisar la fecha de caducidad. Si es necesario, valorar si se debe hacer un cambio del tipo de insulina.

El estado fisiológico del animalito cambió

Por celo o preñez, hiperadrenocorticismo, infecciones, cada mascota es distinta.

Se está aplicando una dosis inapropiada de insulina

Se debe verificar el modo en que se carga la jeringa y la dosis que se administra, para saber si es mayor o menor a lo indicado.

En caso de que la dosis sea correcta, se debe sospechar de resistencia a la insulina, que se presenta cuando la dosis sobrepasa las 2.5 U/k de insulina diaria, sin la disminución de la glucemia (en algunos individuos es necesaria una dosis mayor)

Revisar que el lugar de aplicación no sea el mismo siempre y que no exista cicatrización y/o fibrosis.

Revisar la duración del efecto de la insulina (se busca que sea de 22 a 24 horas)

Las tiras reactivas están caducas.

El vial no está siendo agitado antes de la aplicación de insulina.

Revisar que no se están consumiendo estrógenos, glucocorticoides o progestágenos por negligencia, descuido o “recetados” por personas no calificadas o medicina alternativa.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

¿COMO MIDO LOS NIVELES DE GLUCOSA EN ORINA Y EN SANGRE DE MI MASCOTA?

La mayoría de los propietarios se sienten abrumados al saber que tendrán que inyectar a su mascota todos los días (sobre todo a los gatos), o dar un medicamento a su gato, ya que son procedimientos que parecen complicados, el caso empeora cuando deben tomar muestras de orina y sangre diarias.

Permítame tratar de tranquilizarle

Primero, por favor, olvide la culpa, usted no está maltratando ni martirizando a su mascota, al contrario, LE ESTA SALVANDO LA VIDA.

Las agujas que se usan, tanto para la toma de muestra de sangre, como para la aplicación de insulina, son de lo más pequeño que existe en el mercado.

Su actitud a la hora de la toma de la muestra, y la aplicación de la inyección de insulina, es muy importante, relájese y haga sentir a su amigo peludo que no es un castigo,

Puede darle un premio, (que puede ser un poco de su mismo alimento) unas caricias y un pequeño juego, después de cada piquete, estos estímulos,  le harán asociar a tu mascota el piquete con algo placentero.

Afortunadamente, la mayoría de los gatos no necesitan insulina inyectada.

Si es persistente, hallará el modo de hacer rutinario y fácil cada procedimiento, existen muchos tutoriales y consejos de otros propietarios disponibles en línea, estoy segura de que al menos uno de ellos se adaptará a su rutina.

Si usted es “alérgico” a las agujas, podría hacer la medición de glucosa solo  en orina, y estar muy pendiente del grado de sed y hambre de su mascota.

Otra opción es aumentar el intervalo entre los análisis de sangre a dos o tres veces por semana o incluso cada mes si su mascota está estable.

Recuerde llevar un registro escrito de la hora de toma y resultado de cada muestra. Esto es vital para detectar a tiempo cualquier desbalance o complicación en el estado de su mascota, y para tomar decisiones acerca de los cambios en la cantidad, tipo y frecuencia del tratamiento.

OBTENER UNA MUESTRA DE SANGRE

El mejor momento y frecuencia para la toma de sangre diaria, semanal o mensual, debe ser establecido por el veterinario en cada caso, por lo general, en pacientes controlados, se hace cuando mucho una vez al día al levantarse o antes de dormir.

Algunas veces, el veterinario preferirá que la toma se dé una o dos horas después de la comida.

Para la medición de los niveles de glucosa en sangre y en orina, se usan tiras reactivas que se venden en los comercios, para la medición de sangre existen glucómetros digitales que facilitan la tarea y son más precisos.

Solo hay que fijarse que los glucómetros digitales no sean de medición limitada, es decir, que no sean de los que solo indican concentración baja o alta, sino que den el valor exacto.

Ya existen en el mercado glucómetros calibrados para perros y gatos, pero puede usar también uno para personas.

La toma de sangre se hace con lancetas estériles. El lugar de toma de sangre para perros y gatos es frecuentemente el pabellón de la oreja, este es el lugar más conveniente, ya que es un sitio accesible, en algunos perros es una superficie grande y fácil de depilar y, por lo general, ¡tenemos dos por mascota! Para alternarlas.

Solo se necesita una gota de muestra, a veces es útil poner una lámpara atrás de la oreja y fijarse en dónde desembocan los vasitos, asegúrese de hacer una ligera presión para que la sangre salga, no es necesario punzar directamente el vaso.

Recuerde pasar un algodón con alcohol antes de pinchar la oreja y lavarse las manos antes de hacerlo.

Puede dar un ligero masaje a las orejas antes de hacer el piquete, esto tiene dos objetivos; uno es, que el animalito no sepa exactamente cuándo lo pica y el otro es, calentar la oreja para evitar que los vasitos sanguíneos se “encojan” por frío.

Evite hacer la punción siempre en el mismo lugar, hay suficiente espacio para evitarlo.

También pude extraerse sangre con la lanceta desde las almohadillas de las patas, el corvejón o del labio.

Se hace la punción con una lanceta estéril especial de un solo uso y la muestra se analiza en la tira o el glucómetro.

¿Y EN GATOS?

Para los dueños de gatos, recomiendo invertir en el glucómetro y hacer pequeñas aproximaciones, al principio solo acariciando la oreja y dando un premio (un poco de su misma comida o un poco de catnip) dependiendo del carácter del gato, se puede intentar restringir un poco al animalito, el caso es, que en la tira o glucómetro exista una muestra de sangre suficiente proveniente de su gato y no suya.

¿QUE HAGO CON LA MUESTRA?

Una vez obtenida la gota de sangre, se introduce la lanceta al glucómetro, que dará la lectura directamente (por favor lea las instrucciones del fabricante) o se pasa la gota a la almohadilla de la tira (algunas tiras tienen varias almohadillas), se deja pasar unos segundos y se hace la comparación del color de la almohadilla con los de referencia en el frasco de tiras.

El color que más se aproxime al de la almohadilla te dirá los niveles de glucosa aproximada. Por favor lea las instrucciones del fabricante.

YO DEFINITIVAMENTE, NO PUEDO PICAR A MI PELUDO

Otra opción, es llevar a su mascota cada semana o cada mes, a la clínica del veterinario, para hacer la medición, ya sea con las tiras o con los medios del veterinario.

Diabetes en perros y agtos, información para dueños agobiados Consulta veterinaria on line Pixabay

COMO OBTENER UNA MUESTRA DE ORINA

La toma de muestra de orina en se hace generalmente, con la primera orina de la mañana. Para medir los niveles de glucosa en orina en gatos, existen muchos trucos, uno de ellos es dejar la tira en el arenero, en el lugar en que el gato frecuentemente orina (esto no siempre funciona, porque, algunos gatos son tan quisquillosos, que pueden optar por no usar el arenero)

Otras personas ponen un pequeño recipiente sobre la arena, en ambos casos dado la costumbre de los gatos de enterrar sus desechos, la muestra puede terminar llena de arena.

A veces, la única opción es “cazar” al gato a la hora de usar el arenero y retirar la tira o el recipiente antes de que empiece a escarbar.

A algunas personas les funciona dejar el arenero sin arena. Se puede cambiar a arena no absorbente e introducir la tira en la arena húmeda. También existen marcas de arena especiales con indicadores de color, que indican cambios en la concentración de glucosa en orina.

La verdadera complicación es, cuando se tiene más de un gato, en ese caso se deberá buscar la forma de asilar al gato y proporcionarle un arenero exclusivo.

En los perros, la tarea es relativamente fácil, algunos propietarios llevan las tiras a dar un paseo junto con el perro, y las introducen en el chorro de orina.

Es importante saber las costumbres de cada animal para prevenirse usando correa si es que le gusta alejarse.

Algunos propietarios, usan un cucharón de mango largo como los que se usan para servir sopa, para introducirlo al chorro y luego pasan la muestra a un frasco limpio o introducen la tira directamente al cucharón.

YA TENGO LA MUESTRA, AHORA ¿QUE HAGO?

Una vez obtenida la muestra, se pasa una gota a la almohadilla de la tira, (algunas tiras tienen varias almohadillas para medir glucosa, cetonas y pH), se dejan pasar unos segundos y se hace la comparación del color de la almohadilla con los de referencia en el frasco de tiras, el color que más se aproxime al de la almohadilla, le dirá los niveles de glucosa aproximada. Por favor lea las instrucciones del fabricante.

Recuerde que la muestra no necesariamente debe estar estéril, pero si limpia.

También es importante llevar un registro de cada toma que incluya el momento de la toma y el resultado.

Diabetes en perros y gatos, información para dueños agobiadaos Consulta veterinaria on line Pixabay

¿COMO INYECTAR INSULINA A MI PERRO O GATO?

Debe pedir a su veterinario que le capacite en el manejo de la insulina y las inyecciones.

Aquí le daremos unos consejos:

Lávese las manos antes de aplicar la inyección.

Use solo jeringas estériles, una sola vez, nunca las reutilice, lo que ahorra en una jeringa, puede salirle caro si a su mascota se le infecta el piquete.

Desinfecte el lugar de la piel donde va a inyectar, con un algodón con alcohol pasándolo unas dos o tres veces sobre la piel.

Si tiene dudas en cuanto a la dosis o inconvenientes como enturbiamiento de la solución, congelamiento, etc. llame inmediatamente al veterinario.

Las jeringas insulínicas están graduadas en mililitros, la mayoría tienen capacidad para 1 mililitro que equivale a 100 unidades de insulina dependiendo de la concentración, (esta medida es para las que contienen 100 U por mililitro, las hay de 500 y 40 U)

Si encuentra complicado el uso de esta escala, y su mascota recibe menos de 30 U por aplicación, procure comprar jeringas insulínicas de .3 ml ,que contienen una escala más amplia y son más fáciles de ver.

La inyección subcutánea tiene muy pocas posibilidades de dañar si se hace correctamente, las jeringas insulínicas tienen agujas muy delgadas y cortas fáciles de manejar.

Lea y siga siempre las instrucciones del laboratorio que elaboró la insulina, si tiene dudas, por favor llame a su veterinario.

Si tiene acceso a la opción de “pluma” será aún más fácil dosificar y aplicar la insulina, (por favor, consulte a su veterinario y sigua sus instrucciones y las del fabricante)

La inyección subcutánea se aplica bajo la piel floja del lomo, desde la nuca hasta la cadera, que es donde es más flexible es la piel.

Dependiendo de su veterinario, habrá un lugar que considere más conveniente, algunos consideran la nuca como el mejor lugar de aplicación, otros prefieren la cadera.

La insulina debe permanecer en refrigeración, pero inyectarla fría recién salida del refrigerador puede ser doloroso, así que se recomienda sacarla a temperatura ambiente una media hora antes de la inyección, de ser posible.

Después de desinfectar la zona, se toma un pliegue de piel “pellizcándolo” para formar una especie de pirámide de piel, justo en el centro de uno de los lados, se introduce la aguja de la jeringa ya cargada con la dosis exacta de insulina, (las primeras veces se aconseja mover la aguja para asegurarse de que no se ha picado un músculo y mirar del lado opuesto, para asegurarse de que no se traspasó hasta el otro lado de la piel y se derrame la insulina fuera de la piel al apretar el émbolo), una vez que se aseguró de estar en el lugar correcto, se empuja el émbolo hasta el fondo de manera constante y firme, una vez que se ha inyectado toda la dosis, se retira la aguja y se da un ligero masaje a la zona.

Varíe el lugar de aplicación cada vez que inyecte a su mascota para evitar fibrosis y cicatrización, puede marcar el lugar con un plumón, o ayudarse de alguna referencia para evitar picar siempre en el mismo lugar, no es necesario afeitar la zona, aunque a algunos propietarios se les facilita inyectar si la zona es afeitada, además así se tiene un mejor control de los lugares de aplicación, se puede usar una referencia como imaginar que se inyecta en un reloj usando una hora en cada ocasión.

¡LO HICE! ¿HAY ALGO MAS QUE DEBA HACER?

Después de inyectar a su mascota, dele un poco de su mismo alimento, unas palabras de amor y unas caricias, así no asociará la inyección con algo negativo.

OTROS CONSEJOS

Aconsejo poner un calendario junto a donde conserva la insulina,  para marcar cada día cuando ya aplicó cada dosis, así llevará un mejor control.

Recuerde comprar un depósito para punzocortantes en la farmacia, para depositar las lancetas y agujas usadas, esto previene a las personas de ser picadas por accidente al manejar la basura, puede improvisar uno en un contenedor plástico desechable, de preferencia de color rojo. Para desecharlo pregunte a su veterinario, él seguramente tiene una compañía que los recoge y podría permitirte juntar tu depósito con los suyos. NUNCA TIRE LAS AGUJAS Y LANCETAS SUELTAS EN LA BASURA, POR RESPETO A LAS PERSONAS QUE TRABAJAN EN LOS RECOLECTORES.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

MI PERRO RECIBE UNA DOSIS DE 2.5 U/k O MAYOR ¿PUEDO BAJARLA?

Algunas veces, es posible disminuir a dosis, si se hace BAJO LA SUPERVISIÓN DEL VETERINARIO, JAMÁS INTENTE HACERLO SOLO, PODRÍA LLEVAR A SU MASCOTA A LA MUERTE. Por favor consulte con su veterinario.

COMPLICACIONES:

La complicación más grave y frecuente es la cetoacidosis que se presenta de forma repentina y se debe actuar de inmediato, es una emergencia.

¿QUE PUEDO HACER YO COMO PROPIETARIO PARA AYUDAR A MI PERRO O GATO?

El propietario es la pieza clave del éxito, aquí van algunos puntos importantes a considerar:

Debe saber detectar los signos de hipo e hiperglucemia (Glucosa baja o alta en la sangre), y saber qué hacer en cada caso, aquí mencionamos los signos principales, si todavía tiene dudas, haga que su veterinario le asesore por favor.

SIGNOS DE HIPERGLUCEMIA (aumento de los niveles de glucosa en sangre):

Sed y hambre excesivas, su perro o gato incluso roba alimento de los botes de basura, cajones, repisas, etc. y roba agua de los baños, su plato de agua frecuentemente está vacío.

Su mascota orina en exceso: su arenero está lleno, le pide salir cada vez con más frecuencia o tiene “accidentes” que no tenía o son más frecuentes. Los que son muy peludos, empiezan a tener cambios de coloración alrededor de la zona de la uretra (salida de orina), debido al exceso de orina.

Si no se atiende, su mascota podría presentar signos de complicaciones:

Mucho cansancio, su mascota no quiere jugar, no quiere salir a caminar.

A pesar de estar comiendo mucho, su animalito podría estar perdiendo peso. Nota sus costillas y al acariciarlo, puede sentir huesos que antes no sentía.

En gatos, se presenta la posición plantígrada, es decir apoya las patas traseras desde la zona del corvejón.

Ceguera o deficiencias en la visión

Vómitos frecuentes

Aliento a cetonas (manzanas podridas)

Respiración lenta y profunda

COMO ACTUAR

Llame al veterinario de inmediato, no trate de administrar insulina, hipoglucemiantes u otro remedio sin la asesoría del médico.

SIGNOS DE HIPOGLUCEMIA (Baja en los niveles normales de glucosa en sangre)

Muchas veces, se presenta hipoglucemia por exceso de insulina en sangre, la causa puede ser la obvia, que alguien se equivocó en la dosis, o llenó el plato de alimento en exceso.

También puede ser debida al aumento en la actividad del gato o perro, que hizo que se consumiera más glucosa.

Otra causa es si la mascota tiene alguna infección.

En hembras puede suceder si se embarazan.

A veces el gato o perro no comió, o vomitó o simplemente las necesidades de insulina cambiaron temporal o permanentemente.

Los signos son inespecíficos, quiere decir, que se puede o no presentar uno o varios de los siguientes:

Aumento o disminución del apetito

Debilidad excesiva

Sueño excesivo

Cambios en el comportamiento

Movimientos inseguros (por confusión o por ceguera)

Estremecimientos, escalofríos o convulsiones

Coma o falta de conciencia

COMO ACTUAR

Un propietario cariñoso y responsable estará atento a cualquier cambio y a los signos mencionados arriba, usted conoce a su mascota y sabrá identificar si se trata de algo transitorio o de una situación grave, en todo caso, llame a su veterinario si tiene alguna sospecha o duda ya que, el no actuar de inmediato, podría causar daños permanentes en su pequeño amigo o incluso su muerte.

Llame al veterinario y consulte si puede tomar una o varias de las medidas siguientes:

Poner una cucharada de miel en la boca de su perro o gato boca o disuelta en el agua, si el animalito está inconsciente, con sumo cuidado de no ser mordido, ponga la miel poco a poco, bajo la lengua de su mascota.

Dar algo de alimento, si está comiendo.

¿COMO PUEDO PREVENIR ESTAS COMPLICACIONES?

Es en estos casos, cuando es sumamente útil, conservar un registro de las mediciones de los niveles de glucosa y cetonas en orina y en sangre (si se dispone de ellos), de preferencia, hacer la medición antes de alimentar a la mascota por la noche (así se sabrá si la insulina de la mañana hace su efecto, lo que se espera es que no exista glucosa en orina en la noche)

Otra cosa muy útil es llevar el registro del peso y del consumo de agua y alimento, los dos últimos son difíciles, pero, manteniendo cerrados los baños, tomas de agua y lugares donde hay comida, y midiendo las tazas de agua y de alimento que se dan diario, y las que deja sin consumir su mascota, se podrá detectar un incremento en la sed o el hambre de inmediato.

Diabetes mellitus en perros y gatos informacion para dueños agobiados Consulta veterinaria on line stock snap

EL EFECTO SOMOGYI

Existe una condición peligrosa llamada efecto Somogyi, dura alrededor de un día, y se desencadena cuando, por alguna razón, baja la glucosa en sangre, (olvido de una dosis de insulina, medición equivocada, aumento en la actividad, cambios en el metabolismo, etc.), el hígado en este caso, libera depósitos de glucógeno que provocan una hiperglucemia (aumento de los valores de glucosa en sangre) que es ficticia, de respuesta o de rebote (las tiras de orina detectarán este aumento también).

Si detecta que aumentó la glucosa en sangre y la detecta también en orina, no haga cambios en la dosis de insulina sin consultar con su veterinario, ya que podría tratarse de este efecto que es pasajero.

Ya ha sucedido que el propietario aumenta la dosis de insulina y provoca una hipoglucemia severa con consecuencias mortales.

MI MASCOTA SE MOVIO O SE ME CAYO LA DOSIS Y NO LE DI LA DOSIS COMPLETA ¿QUE HAGO?

Tranquilícese, llame a su veterinario y siga sus instrucciones, observe a tu mascota, si no presenta signos de hipoglucemia, espere a aplicar la siguiente dosis con la cantidad usual, no trate de compensar la dosis que faltó.

SE ME OLVIDO PONER UNA DOSIS

Si ya puso la siguiente dosis y no hubo cambios en su mascota, de gracias a Dios y siga su vida normal.

Si todavía no llega la hora de la siguiente dosis, llame al veterinario y pregunte qué puede hacer, ya que la solución depende del tipo de insulina y del caso particular de su mascota.

Eso es todo por el momento, espero que ahora esté más tranquilo, o por lo menos, un poco más informado, si quiere saber más acerca de la salud, comportamiento y cosas relacionadas con los animales, solo inscríbase a el newsletter aquí abajo.

Como regalo, incluimos una infografía imprimible gratuita con lo más importante de este artículo que puede usar como recordatorio:

Diabetes perros y gatos

Consulta veterinaria on line. com Info PDF Diabetes

REFERENCIAS:

http://www.vanguardiaveterinaria.com.mx/cetoacidosis-diabetica-en-perros

http://www.merckvetmanual.com/endocrine-system/the-pancreas/diabetes-mellitus

http://www.msd-salud-animal.com.ar/products/caninsulin/detalle-del-producto-caninsulin.aspx

http://www.iqb.es/d_mellitus/paciente/manual1/cap08_6.htm

http://sapiensmedicus.org/insulinoterapia-esquemas-de-tratamiento-para-la-dm2/

http://www.bd.com/mx/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=3313

http://www.caninsulin-latam.com/faq-answers-p.asp

    1. S.J. Ettinger, E.C. Feldman: Textbook of Veterinary Internal Medicine, 5th Edition, Vol. 2., 2000 pg 1438.
    2. O’Brien et al: Islet amyloid polypeptide: a review of its biology and potential roles in the pathogenesis of diabetes mellitus. Vet Pathol 1993; 30: 317-332
    3. Scarlett JM; Donoghue S: Saidla Willis J: Overweight cats: prevalence and risk factors. Int J Obesity 1994; 212: 1725-1731
    4. Nelson RW; Griffey SM; Feldman EC; Ford SL: Transient clinical diabetes mellitus in cats: 10 cases (1989-1991). J Vet Intern Med 1999; 13: 28-35
    5. Kraus MS; Calvert CA; Jacobs GJ; Brown J: Feline diabetes mellitus: a retrospective mortality study of 55 cats (1982-1994). J Am Anim Hosp Assoc 1997; 33: 107-11

http://www.diabetes-perros.com/emergencias-gatos/hipoglucemia.asp

http://www.infovet.es/veterinario-Hipoglucemias-en-el-gato-116.php

 

 

 

http://www.clasesdeperros.com/la-hipoglucemia-en-los-perros/

http://migatodiabetico.blogspot.mx/

https://bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=31653

https://bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=31657

 

https://bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=31664

 

https://bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=31886

Manual clínico de pequeñas especies, Birchard Sherding, Mc Graw Hill

 

Manual Merk de veterinaria, sexta edición, Océano centrum

http://migatodiabetico.blogspot.mx/

http://www.bd.com/mx/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=3313

http://www.caninsulin.es/documents/Monografia-de-diabetes.pdf

http://www.caninsulin.es/

http://www.intermedica.com.ar/media/mconnect_uploadfiles/p/e/perez_alenza-_diabetes_mellitus_en_peque_os_animales.pdf

https://www.idf.org/sites/default/files/attachments/article_95_es.pdf

https://ddd.uab.cat/pub/clivetpeqani/11307064v8n2/11307064v8n2p71.pdf

http://www.diabetes-perros.com/

 

 

Nota: este artículo y las imágenes son originales y propiedad de ConsultaVeterinariaonline.com y protegido por un Copyright, © ante la OMPI e IMPI e internacional, el sistema capta el uso de la meta en otros sitios, por favor no copie y pegue este artículo ya que le haría merecedor de una sanción económica que puede llegar a los 1500 €

Consulta veterinaria on line Copyscape

El personal y personas involucradas en cualquier  actividad relacionada con esta página web, no aceptan ninguna responsabilidad derivada de el uso del contenido de esta página.

SI NUESTRO TRABAJO TE AYUDO, POR FAVOR COMPARTE Y NOS HARÁS FELICES, GRACIAS POR ADELANTADO

Nota: CVOL lleva una pequeña comisión de afiliado si usted adquiere un producto en Amazon,  esto NO incrementa el precio que usted paga, para saber los detalles legales de su compra en Amazon,  por favor haga ckic aquí

Comparte tu experiencia

A %d blogueros les gusta esto: