Convulsiones en perros y gatos, ¿qué debo hacer?
Convulsiones en perros y gatos, ¿qué debo hacer?
Dios, Virgen, convulsiones, perros, gatos, epilepsia, problemas,Fenobarbita,l Primidona, Bromuro, de, potasio, Diazepam, neurológicos,Beagle, Keeshond, Belgian, Tervuren, Golden, Retriever, Labrador, Retriever, Vizsla, Shetland, Sheepdog, Bernese, Mountain, Dog, Irish, Wolfhound, English, Springer, Spaniel, Finnish, Spitz, qué hacer, salud, mascotas, mascota, Plomo, Insecticidas, plaguicidas, y, Alimentos, descompuestos, Medicamentos, tomados, por, descuido, Chocolate, Cebolla, o, polvo, de, cebolla, Pescado, crudo, Nuez, moscada, Setas, salvajes, Pasas, ciruelas, pasas, Semillas, de, manzana, Claras, de, huevo, crudas, hipoglucemia, encefalitis, vomito, neurología, neurológica, neurologo,
15795
page-template-default,page,page-id-15795,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Convulsiones en perros y gatos, ¿qué debo hacer?

Comparte tu experiencia

Convulsiones Foto: beagle-camila-cordeiro

Convulsiones en perros y gatos

 

El que un animalito se convulsione es uno de los eventos más dramáticos y angustiantes que pueden sucederle a un propietario responsable, durante y después de la convulsión, surgen mil dudas acerca de qué hacer y qué no hacer para ayudar.

Es por eso que trataré de ser breve, precisa y concisa y darte toda la información que considero necesitas si estás en este angustioso caso, porque sé por experiencia, que, tranquiliza mucho a las personas el saber lo más posible acerca de la realidad que vive su mascota.

¿Qué es una convulsión?

Lo primero que debes saber es qué es una convulsión.

Una convulsión es la pérdida del control de movimiento que se manifiesta con contracciones musculares  involuntarias que puede ir desde un ligero parpadeo hasta sacudidas violentas acompañadas de aullidos y pérdida de control de los esfínteres.

Todas las convulsiones se originan en el cerebro, el cerebro está formado por neuronas que se comunican por medio de ligeros impulsos eléctricos controlados por sustancias químicas ( mediadores químicos) esto es sumamente complejo y para conocer el funcionamiento exacto de este complejísimo órgano se necesitan tratados y cursos de años de duración así que este es un muy injusto resumen de cómo funciona pero es suficiente para entender  que, cuando los impulsos nerviosos se ven alterados, el organismo lo manifiesta de formas muy variadas dependiendo de la localización, extensión y gravedad de lo que lo que provocó el daño.

Existen muchas causas aquí está una lista de las más comunes.

Entre otras:

  • Que el animalito ingiera o tenga contacto con sustancias tóxicas o venenos.
  • Fiebre muy alta
  • Enfermedades del hígado, corazón o del riñón
  • Niveles altos o bajos e glucosa en sangre
  • Problemas de electrolitos (minerales que se necesitan en pequeñísimas cantidades)
  • Anemia (baja cantidad de glóbulos rojos en sangre)
  • Golpes muy la cabeza (pudieron suceder hace tiempo y se manifiestan después)
  • Inflamación o infección en el cerebro
  • Infartos en el cerebro
  • Hidrocefalia
  • Tumores en el cerebro
  • Anormalidades heredadas
  • Rabia
  • Epilepsia
  • Infecciones de los oídos (en que el perro o gato sacude la cabeza repetidas veces)
  • Desmayos
  • Desórdenes del sueño
  • Idiopatías ( otra forma de decir que no se tiene idea de la causa)

¿Mi perro o gato se convulsionó, esto quiere decir que es epiléptico?

La respuesta no es tan simple, se debe hacer un examen completo y algunos análisis  para saberlo, el que una mascota se convulsione una o varias veces puede deberse, como ya vimos arriba, a varias causas.

Por ejemplo, si una persona tuvo un día muy difícil y se olvidó de alimentar a su mascota, los niveles de glucosa en ella pueden bajar hasta el punto de causar una convulsión, y esto se arreglará de inmediato en cuanto el animalito coma algo. La convulsión en este caso no tiene nada que ver con la epilepsia, esto puede ser similar al caso en que el animalito sufre de una intoxicación, si esta no tiene secuelas, las convulsiones pararán en el momento en que se retire el tóxico del organismo.

Una convulsión es solo una señal de que algo está mal, es decir, es solo un signo, debemos indagar para saber la causa, por lo tanto, no todos los animales que convulsionan son epilépticos.

Ahora, una de las muchas causas de convulsiones es la epilepsia.

Epilepsia

La epilepsia es una enfermedad cuya causa todavía no se conoce al 100%, provoca contracciones o sacudidas repetidas de distintos tipos, frecuencias e intensidades, algunas se acompañan de pérdida de conciencia.

Existen muchas formas de clasificar las convulsiones epilépticas, así que cada veterinario elije la que le resulta más útil, aquí está la mía.

Tipos de convulsiones epilépticas

Existen dos grandes tipos de convulsiones:

1- Generalizadas

2- Focales

Generalizadas

“Grand mal”. Son muy violentas y pueden empezar en una parte del cuerpo extendiéndose poco a poco a todo el organismo, cada vez que el animalito presenta una convulsión, existe un daño adicional en su cerebro, es por eso que se deben detectar y tratar lo más pronto posible y así se mejora el pronóstico. En mascotas de menos de dos años, el pronóstico es bueno si se detectan y tratan de inmediato.

En racimo. Generan mucha angustia ya que se presentan una seguida de otra, muchas veces tan seguidas que el pobre animalito no se ha recuperado de la anterior cuando se presenta la siguiente, esto puede suceder diario o con separación de semanas, la característica es que una vez que se presenta la primera, siempre va seguida de otra u otras. Este tipo es común en perros de talla grande, muchas veces pueden ser verdaderas emergencias y se debe correr al veterinario a fin de que este las pare o el animalito puede morir.

Petit mal. Estas son convulsiones generalizadas leves, algunos veterinarios las consideran entre las convulsiones focales ya que se pueden presentar solo como un parpadeo constante de un solo lado o un “calambre” en una o varias patas, a veces el perro lo manifiesta aullando sin control o con otros cambios de comportamiento. Pueden agravarse a convulsiones generalizadas por lo que a veces se consideran un aura más que un tipo de convulsión.

¿Cómo se presenta una convulsión generalizada?

Se divide en tres fases, no siempre se presentan las tres, pero es lo más frecuente

Aura

La mascota se queda quieta o ve cosas imaginarias, algunos recuerdan episodios anteriores y se asustan corriendo a refugiarse con el dueño o en su rincón favorito.

Convulsiva

En la presentación clásica, el animal cae de un lado con las patas rígidas, empieza a salivar y hacer espuma ya que tiene movimientos de masticación, aúlla, defeca y orina, esta fase dura unos segundos y rara vez más de 3 minutos, pero para los espectadores se hace eterna.

Recuperación:

Una vez que la fase convulsiva termina, el perro o gato están desorientados, pueden empezar a caminar en círculos o sin rumbo, seguramente estará sediento y hambriento debido a la gran cantidad de energía que consume la convulsión, la recuperación total, en caso de que no se presenta otra convulsión, puede tardar un día entero o incluso unos dos o tres días.

Convulsiones focales

 

Solo se presentan en la parte del cuerpo que controla la zona que está afectada en el cerebro.

Pueden ser tan inofensivas como guiños, o movimientos de masticación, a veces incluso pasan desapercibidas, el peligro es que, si  no se tratan, algunas pueden desarrollarse a convulsiones generalizadas.

Otras veces se manifiestan como cambios en el comportamiento, pueden ser inofensivas para las personas como en el caso de perros o gatos que cazan cosas imaginarias, o pueden ser muy peligrosas ya que un animal perfectamente adaptado podría volverse agresivo de repente y sin aviso alguno y atacar aún a sus seres queridos. A veces también  pueden desarrollar convulsiones generalizadas con el tiempo y si no se da tratamiento.

¿Existen secuelas?

Desgraciadamente cada vez que el animalito convulsiona, se da un daño extra pequeño o grande, en el cerebro, incluso los animales con tratamientos bien llevados, a la larga sufren las consecuencias de las convulsiones y de los tratamientos. Rara vez se logra detener la epilepsia por completo, así que los tratamientos son de por vida.

Algunas secuelas son:

Daño cerebral que se presenta en forma de cambios de comportamiento, disminución de la inteligencia y capacidades motoras y mentales, pérdida de memoria a corto plazo.

Falla hepática, renal o cardiaca.

Ceguera permanente

Parálisis

Coma

Muerte

¿Puedo saber cuándo se presentará la siguiente convulsión?

Esto es prácticamente imposible, las convulsiones tienen muy pocos patrones, algunas veces es frecuente que se presenten cuando la mascota está descansando así que se podría pensar que cercad de la noche o los periodos de sueño.

Algunos animales tienen auras muy notorias y presentan comportamientos muy característicos, se esconden o buscan apoyo con sus dueños, pueden tener “accidentes” (defecar u orinar) aun cuando están perfectamente entrenados, algunos presentan cegueras parciales por lo que empiezan a tropezar con objetos.

Otras veces, las convulsiones se presentan cuando el perro se altera o emociona o cuando hace mucho ejercicio.

¿Qué datos debo tener listos a fin de facilitar el diagnóstico al ir al veterinario?

Entre más datos objetivos y ciertos le demos al veterinario, más posibilidades tendremos de que nos den un diagnóstico certero, por favor tome en cuenta que es muy raro qué un veterinario presencie una convulsión, así que debemos ser lo más precisos y descriptivos posible en cuanto a las características, duración y circunstancias en que se dan.

Sé que es cruel pedir que grave las convulsiones, pero esto sería sumamente útil para el veterinario, así que si puede, hágalo.

Los datos más importantes son

  • Raza
  • Edad
  • A qué se dedica el animalito, es de compañía, detecta drogas, es de defensa, pastor, etc.
  • Está castrado o completo
  • Día y hora de la primera convulsión detectada
  • Circunstancias en que se dio y si hubo algún comportamiento raro antes de que sucediera.
  • Comportamiento después de la convulsión y duración de la recuperación
  • Posibilidad de que hubiera convulsiones focales que no se detectaron, a veces hasta hacen gracia, se cree que el perro aprendió a guiñar un ojo, o que está haciéndose el chistoso, en retrospectiva esto pudo ser una convulsión focal. También trate de recordar si alguna vez que el animalito se quedó solo usted notó al regresar que su cama o su lugar de descanso estaba especialmente desordenado o si su boca estaba llena de saliva seca o fresca, si ha estado defecando u orinando dentro de la casa y antes no lo hacía, piense un poco en retrospectiva si ha habido cambios de comportamiento sutiles y de esa información al veterinario

Nota: por favor, no se sienta culpable, es muy frecuente que los propietarios pasen por alto estos signos, es mejor decírselo al veterinario que esconderlo, recuerde que los veterinarios no somos jueces y también tenemos mascotas, sabemos por lo  que está pasando.

  • Dieta y cambios recientes
  • ¿Existe la posibilidad de que su mascota recibiera uno o varios golpes fuertes en la cabeza, confía usted en su cuidador o caminador, hay oteas mascotas en casa o lugares de donde pudo caer sin que usted se diera cuenta?
  • ¿Se presentaron otras convulsiones?
  • Es conveniente llevar el carnet o registro de las vacunas, tratamientos y desparasitaciones
  • Haga una lista de todos los medicamentos que ha tomado su mascota por lo menos de un año atrás incluyendo complementos vitamínicos o nutricionales
  • Verifique si el animal ha estado en contacto con elementos tóxicos como plaguicidas, tinturas, catalizadores o si le ha dado medicamentos sin prescripción. A continuación está la lista de los tóxicos más comunes
  • Plomo
  • Insecticidas, plaguicidas y
  • Alimentos descompuestos o caducados
  • Medicamentos tomados por descuido
  • Chocolate
  • Cebolla o polvo de cebolla
  • Pescado crudo
  • Nuez moscada
  • Setas salvajes (perros y gatos que pasean en el campo)
  • Pasas y ciruelas pasas
  • Semillas de manzana

¿Qué hará el veterinario?

El veterinario le hará una o varias preguntas adicionales a las de arriba, hará un examen físico completo y hará un examen neurológico también.

Hará algunas pruebas de laboratorio con muestras de sangre y probablemente  le pedirá que le lleve una muestra de orina de la mañana siguiente evitando colectar el primer chorro.

Estos análisis ayudarán a saber el origen de las convulsiones y a diagnosticar o desechar el diagnóstico de epilepsia. Sabrá si existe falla hepática, cardiaca o renal y si los niveles de glucosa están en los parámetros normales.

Tratamiento

El tratamiento es distinto  para cada caso, una vez que se sabe la causa, su veterinario retirará el elemento dañino, le recomendará hacer los cambios pertinentes o recetará los medicamentos adecuados.

Si su veterinario diagnostica epilepsia, es muy importante que usted sepa que no existe tratamiento que cure esta enfermedad, hasta este momento, solo se tienen elementos para controlarla en el mejor de los casos.

Tome en cuenta que el daño está localizado en el órgano más complejo y delicado, el cerebro, y que cualquier alteración en este órgano, tendrá consecuencias graves.

Si las convulsiones ya han dejado secuelas, no existe tratamiento para reducirlas o eliminarlas, es muy raro que un animal deje de convulsionar aun con el mejor tratamiento, es decir, es muy probable que su perro o gato siga convulsionando, los medicamentos solo le ayudarán a disminuir la frecuencia en que se presentan los episodios.

Algunos veterinarios incluso evitan dar tratamiento si el animal presenta máximo una convulsión al mes ya que, en muchos casos esa es la frecuencia mínima que se alcanza con las drogas.

La mayoría de los medicamentos utilizados para controlar la epilepsia son tranquilizantes y anestésicos,  algunos delos más usados son: fenobarbital, Primidona, bromuro de potasio y  diazepam. En la mayoría de los países se requiere de una receta especial para comprarlos y algunas farmacias se niegan a venderlos para su uso en mascotas. 

También se utilizan desinflamatorios y complementos que su veterinario le indicará según sea el caso.

Con estos medicamentos, se intenta controlar los impulsos eléctricos en las neuronas afectadas, pero esto no quiere decir que el medicamento seleccione solo a las neuronas dañadas, los medicamentos afectarán a todo el cerebro, así que su manejo es muy  delicado.

No existe una dosis exacta por peso para cada mascota, su veterinario deberá hacer el ajuste dependiendo del efecto que el o los medicamentos tengan en su animalito por lo que probablemente deberá hacer algunas consultas de medición y seguimiento antes de encontrar la dosis más conveniente.

Posiblemente, durante este proceso se deba hacer cambio de medicamentos.

Una vez encontrada la dosis, usted y su veterinario deberán dar seguimiento a los síntomas y convulsiones y posiblemente se deban hacer ajustes después de unos meses.

Por favor nunca cambie de dosis o medicamentos sin consultar a su veterinario, esto podría ser fatal para su mascota.

Seccion especial para veterinarios

¿Qué hacer antes, durante y después de una  convulsión?

Antes

Si el origen de las convulsiones es epiléptico o hereditario, no hay nada que podamos hacer hasta el momento en que escribo este artículo.

Si usted nota que su perro o gato cambia de comportamiento, se muestra asustado o se esconde y empieza a tener movimientos de masticación o calambres en las patas, déjelo tranquilo, no empiece a gritarle y trate de conservar la calma, en nada ayuda que usted se altere.

Aleje los objetos peligrosos o que puedan romperse o caer encima del animalito durante la convulsión y trate de que la habitación esté lo más apacible que se pueda, si esto le sucede en la calle, trate de refugiarse en evitar escándalo y que la gente altere más al perro, si no lo lleva con correa, póngasela y manténgala un poco tensa cuidando d que no se enrede en el perro o gato y lo ahorque.

Aléjelo de otros animales o mascotas, muchos de ellos se alteran al ver la convulsión y atacan al animal por reflejo.

Si está en casa y le da tiempo, afloje un poco el collar y quite cualquier ropa que traiga puesta su mascota.

Apague las luces o cierre las cortinas y manténgase en calma, háblele en voz baja tratando de tranquilizarlo

Durante

Ya sea que se encuentre en casa o en la calle, deje a la convulsión desarrollarse, no trate de abrazar o detener al perro o gato ya que en ese momento, no tiene control de sus movimientos y podría morderlo o arañarlo gravemente sin intención.

Si la convulsión es violenta, aleje los elementos que puedan herir o caer sobre el animal.

No trate de sacarle la lengua, nunca he visto un animal ahogarse con la lengua pero sí a muchos propietarios gravemente mordidos por tratar de sacar la lengua se su mascota durante una convulsión.

Manténgase en control y tranquilo, no grite ni  dé indicaciones a su mascota, déjelo en paz y háblele bajo y con cariño.

No tiene caso levantarlo o tratar de cargarlo para transportarlo a una hospital, esto es muy duro pero, si la convulsión es mortal, no tendrá tiempo de llegar a ninguna parte y puede lastimar a su mascota o ponerse usted en muy grave peligro.

La mayoría de las veces los animales sobreviven a las convulsiones, sobre todo a las primeras, así que por favor no intente moverlo o levantarlo

Después

Si está en la calle, espere a que su mascota pueda incorporarse, si es un animal pequeño, puede cargarlo en cuanto deje de sacudirse, si no lo puede cargar, es mejor esperar a que coordine un poco sus movimientos, es ahora cuando es muy útil haberle puesto la correa ya que, si está en la calle, puede salir corriendo incoordinado y sin rumbo y ser atropellado.

También puede morder o agredir a los desconocidos o incluso a usted así que sea precavido, verifique que lo reconoce y que está en actitud sumisa antes de tratar de ayudarlo, háblele con cariño, no grite ni lo altere, no lo regañe (los he visto, increíblemente he visto gente regañando al pobre perro por haberse convulsionado) y trate de llevarlo a casa.

Si la convulsión se dio en casa, o una vez que llegue, ponga unos cuantos hielos en un plato o un poco de agua, no llene el plato de agua ya que su mascota podría tratar de tragarla toda y ahogarse porque todavía no está totalmente recuperado.

Si puede, disuelva una cucharada de miel o de azúcar en el agua para recuperar un poco la energía perdida pero no le dé comida hasta que verifique que puede tragar sin ahogarse.

Manténgalo en un lugar fresco o cálido dependiendo del clima y no lo deje deambular libre hasta que note que está bien coordinado.

Llame a su veterinario para que le de las indicaciones precisas y haga una cita para seguimiento.

Si las convulsiones se dan una tras otra, aproveche el tiempo entre cada una y llévelo de inmediato al veterinario ya que el animalito podría morir durante una convulsión.

Una nota dura pero necesaria.

Es necesario tratar un tema delicado, usted deberá tomar la difícil decisión de conservar a su mascota epiléptica o ponerla a dormir.

Si la convulsión es por causas que se pueden corregir, usted no tiene que tomar una decisión tan dura, esto solo es útil para los propietarios de animales con epilepsia diagnosticada.

Es muy duro, lo sé, pero tan responsable y cariñoso es un propietario que decide conservarla como el que decide dormirla, un animal epiléptico requiere de medicamentos de por vida y revisiones constantes, deberá hacer cambios en su rutina y tendrá gastos extras, si usted tiene un presupuesto o tiempo limitado, es probable que prefiera dar su animalito en adopción, (lo que es un sueño ya que a duras penas la gente adopta animales sanos) o dormirlo, si usted no da seguimiento y tratamiento a la epilepsia, su mascota irá empeorando y tendrá una calidad de vida miserable hasta morir cruelmente durante una convulsión. Ningún animal merece esto. Por favor no abandone a un animalito enfermo, póngalo a dormir, es la opción que dejará su conciencia más tranquila.

¿Cómo vivir con una mascota epiléptica?

Una vez que usted ha consultado con su veterinario y sabe que su mascota es epiléptica, deberá seguir las indicaciones que se le dieron en el hospital y tal vez le sirvan algunas de las que le damos en seguida:

La bitácora:

Una de las cosas más importantes es llevar un cuaderno especial para su mascota en donde tenga registradas cada una de las convulsiones que usted detecte y también aquellas ocasiones en que la mascota pudo haber convulsionado cuando estaba sola.

Es muy útil hacer una tabla que incluya día, hora, duración, signos anteriores, tiempo de recuperación

Le recomiendo llevar el registro de los medicamentos y de cada toma con la dosis, su veterinario hará el ajuste de la dosis dependiendo de la respuesta que esta tenga en su mascota así que estas tablas le serán sumamente útiles.

Nunca suspenda el tratamiento sin consultar a su  veterinario, esto sería fatal.

Tenga siempre presente cuántas dosis quedan para pedir la receta y hacer la compra de las siguientes dosis con un mes de anticipación para que nunca se quede sin medicamento por falta de previsión, si esto sucede, vaya al veterinario de inmediato por algún medicamento suplente o una dosis inyectada, recurra a su veterinario en caso de cualquier contratiempo o duda.

Le recomiendo tener un lugar designado para mantener los medicamentos y las bitácoras, recuerde que si hay niños en casa o de visita, estas drogas pueden ser fatales en caso de ingesta accidental o por imitación.

Si usted va a dejar a alguien encargado de medicar a su perro por ausencia o falta de tiempo, asegúrese de capacitarlo perfectamente y de tener a mano el teléfono del veterinario en caso de que ocurra algún imprevisto como que el perro vomite y no se esté seguro de si ingirió la tableta.

Si sale de vacaciones trate de encontrar una pensión que tenga experiencia previa con animales epilépticos a fin de que no lo dejen con otros animales que puedan atacarlo si se presenta un episodio, lo ideal es dejarlo al cuidado del veterinario que conoce su caso.

 

Nota: este artículo y las imágenes son originales y propiedad de ConsultaVeterinariaonline.com y protegido por un Copyright, © ante la OMPI e IMPI e internacional, el sistema capta el uso de la meta en otros sitios, por favor no copie y pegue este artículo ya que le haría merecedor de una sanción económica que puede llegar a los 1500 €

Consulta veterinaria on line Copyscape

El personal y personas involucradas en cualquier actividad relacionada con esta página web, no aceptan ninguna responsabilidad derivada de el uso del contenido de esta página.

SI NUESTRO TRABAJO TE AYUDO, POR FAVOR COMPARTE Y NOS HARÁS FELICES, GRACIAS POR ADELANTADO

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

mailing marketing by Mailrelay

Comparte tu experiencia

A %d blogueros les gusta esto: